logotipo Forestal Maderera

Importaciones ilegales de productos madereros rusos; Investigación de la Comisión Europea

La Comisión Europea ha destapado un esquema de elusión en las importaciones de madera contrachapada rusa de abedul, revelando cómo no sé están cumpliendo las regulaciones y sanciones vigentes, burlando así los derechos antidumping (medida de defensa comercial, dentro del ámbito de los trámites aduaneros, que se lleva a cabo cuando un suministrador extranjero practica precios inferiores a los que aplica en su propio país)

El contexto de las sanciones y los derechos antidumping

En respuesta a las políticas y acciones rusas a nivel internacional, la Unión Europea ha impuesto sanciones a ciertos productos, incluyendo la madera contrachapada de abedul, para penalizar y limitar las exportaciones rusas hacia Europa. Además, se han establecido derechos antidumping para evitar que los productos ingresen al mercado a precios injustamente bajos, distorsionando la competencia y dañando a la industria local.

Tras una meticulosa investigación, incluyendo visitas a Kazajistán y Turquía, La Unión Europea han encontrado pruebas concluyentes de que la madera contrachapada rusa está siendo importada a través de estos países. Esto no solo infringe los derechos antidumping, sino que también constituye una violación directa de las sanciones impuestas. Las autoridades han demostrado que los operadores en estas rutas están utilizando prácticas comerciales desleales y engañosas para ingresar los productos al mercado europeo.

Medidas y consecuencias

La Comisión Europea está extendiendo los derechos antidumping, que serán de hasta el 15,8%, aplicables retroactivamente desde el 22 de agosto de 2023 a todas las importaciones de madera contrachapada de abedul. Esta medida busca rectificar las distorsiones del mercado y sancionar las prácticas desleales, garantizando así un campo de juego nivelado para todos los mercados.

El impacto de estas medidas se sentirá a lo largo de toda la cadena de suministro. Se espera que la aplicación de estos derechos antidumping y el aumento de controles y auditorías a los importadores, comerciantes y otros operadores implicados lleven a una mayor transparencia y cumplimiento de la ley.

El Reglamento de la UE sobre la Madera (EUTR, por sus siglas en inglés) sigue siendo un componente crucial en la regulación de las importaciones de madera y productos de madera dentro de la Unión Europea. En relación con las importaciones provenientes de Rusia, Bielorrusia y Ucrania, la Comisión Europea y las Autoridades Competentes actualizaron recientemente su postura.

Importaciones ilegales de productos madereros rusos

El 29 de abril, la Comisión revocó sus evaluaciones anteriores del 16 de marzo respecto al EUTR para madera de estas regiones. No obstante, es importante destacar que todas las importaciones de madera y productos de madera de Rusia y Bielorrusia permanecen prohibidas. Esta prohibición aplica de manera universal, independientemente de los contratos previos a la imposición de estas restricciones. La verificación de la legalidad y la minimización de los riesgos asociados a estos productos se consideran extremadamente desafiantes.

Asimismo, para las empresas aún involucradas en transacciones con Rusia o Bielorrusia, es crucial asegurarse de que los socios comerciales no figuren en la lista negra de la CE, que incluye individuos y entidades sujetos a sanciones y restricciones por parte de la UE.

En cuanto a Ucrania, se ha adoptado un enfoque tripartito para manejar las importaciones de madera y productos de madera, basado en las condiciones actuales del territorio:

Zonas fuera del control del gobierno ucraniano: La importación de productos originarios de las regiones de Donetsk y Lugansk no controladas por el gobierno, así como de Crimea, está prohibida según las decisiones del Consejo de la UE.

Áreas con hostilidades militares activas: En las zonas de Ucrania afectadas por conflictos militares activos, la supervisión gubernamental de la tala y el comercio de madera es inviable. La situación impide las verificaciones de campo, y los operadores no pueden determinar un nivel de riesgo insignificante debido al peligro constante de actividad militar.

Regiones sin hostilidades activas: Aunque la situación sigue siendo volátil, en estas áreas es factible que los operadores comercialicen madera y productos de madera, siempre que logren demostrar un riesgo insignificante de infracción. Las directrices de Ucrania y la información proporcionada por ONGs y la sociedad civil pueden ser vitales para mitigar los riesgos en estas zonas.

Estas medidas reflejan el esfuerzo continuo de la UE por mantener la integridad de su mercado y asegurar el cumplimiento de las leyes internacionales y locales frente a desafíos geopolíticos significativos.

Con estas acciones, la Unión Europea no solo protege sus intereses económicos, sino que también envía un mensaje claro sobre la seriedad con la que aborda las infracciones comerciales y las sanciones internacionales. El futuro cercano probablemente vea una era de controles más estrictos y sanciones más duras para aquellos que intenten eludir las normas establecidas.

Puedes encontrar más información en:

 

En Forestal Maderera creemos que el futuro de la industria maderera debe ser sostenible. Puedes ponerte en contacto con nosotros a través de info@forestalmaderera.es o en 921 127 883 / 682 494 427. Estaremos encantados de atender tu consulta y proporcionarte más información sobre nuestros productos y servicios.